Cargando...

Servicios / Tratamientos Estéticos / Relleno de surcos faciales

Relleno de surcos con acido hialuronico

Relleno de surcos con acido hialuronico

Los rellenadores de tejido blando, o, en forma abreviada "rellenadores", son productos que tratan de tapar defectos en los tejidos blandos, normalmente arrugas, pliegues y marcas en el rostro.

Los rellenadores de tejido blando, o, en forma abreviada "rellenadores", son productos que tratan de tapar defectos en los tejidos blandos, normalmente arrugas, pliegues y marcas en el rostro. Algunos rellenadores tienen por objeto dar más volumen, por ejemplo, a pómulos o barbilla y se emplean a menudo para el aumento de labios. Existen muchos productos en el mercado. La distinción más importante es entre rellenadores no permanentes, que desaparecen de forma espontánea pasado un tiempo, y rellenadores permanentes, que quedan incrustados en los tejidos para siempre. La mayoría de los rellenadores no permanentes son bastante seguros, pero en este caso es también aconsejable exigir rellenadores de aceptación general o autorizados por la FDA, tales como los fabricados a base de ácido hialurónico. Los rellenadores se inyectan directamente en la zona a tratar, a menudo tras ser aplicada una crema anestésica tópica. El efecto es inmediato y se prolonga durante 2-18 meses, dependiendo del tipo de producto aplicado y la zona tratada.
Exija siempre conocer qué producto tiene previsto utilizar su médico.

Duración:
10-20 minutos

Anestesia:
Por lo general, crema anestésica tópica, a veces inyección de anestesia local.

Necesidad de hospitalización:
No es necesario hospitalizar al paciente.

Posibles efectos secundarios:
Hinchazón pasajera (sobre todo los labios), enrojecimiento, tumefacción, moratones. La aplicación de frío tras el tratamiento puede minimizar dichos efectos secundarios.

Riesgos:
Existe un consenso generalizado de que, aunque puedan parecer atractivos, los rellenadores permanentes no han de ser recomendados a la ligera, ya que a veces ocasionan reacciones adversas que son muy difíciles, si no imposibles de tratar sin cirugía. En todos los casos, los riesgos comprenden irregularidades o grumos, exceso o falta de corrección, asimetría e infecciones. Pueden aparecer grumos permanentemente visibles o reacciones retardadas en el caso de algunos rellenadores permanentes.

Recuperación:
Si existen, la hinchazón y el enrojecimiento suelen remitir pasadas 24-48 horas. La mayoría de los pacientes puede retomar sus actividades de forma inmediata con algo de maquillaje.

Resultados:
Corrección parcial o total de arrugas y pliegues. Se realzan los rasgos faciales.

¡CUIDADO! ¡NO TE CONFUNDAS! ¡NO PERMITAS QUE TE ENGAÑEN!
NO ES LO MISMO DR. SOLANO CIRUJANO PLASTICO QUE DR. SOLANO MEDICO ESTETICO CLINICO!
NO TRABAJO EN SPA NI CENTRO ESTETICO , SOLO EN EL HOSPITAL SAN JUAN DE DIOS.